Y JULIA RETO A LOS DIOSES

Con un cónclave entre los dioses romanos, que son los mismos griegos olímpicos pero con otros nonbres, así empieza Y Julia retó a los dioses que no es otra cosa que la continuación de la novela Yo, Julia de Santiago Posteguillo.

En esta entrega que cierra la duología (o será más adecuado decir bilogía, en verdad no lo se), Julia se presenta como ama y señora de un imperio dominado por hombres. Ella es la mano que mueve el poder y sus designios, a pesar de las tribulaciones, siempre tienen la intención de perpetuar la dinastía y mantenerse como la Augusta de Roma.

Esta obra no la he leido, la he escuchado, al igual que Yo, Julia. Si bien siempre voy a preferir leer que escuchar audiolibros, algunas obras se prestan para que escucharlas sea atractivo. En este caso, creo que la ficción histórica se presta muy bien para esto, puesto que la narración resulta ser envolvente y genera una gran expectativa todo el timpo.

A decir verdad, el título de esta libro está al revés. Fueron los dioses quienes retaron a Julia, ya conocemos estas manías en obras épicas como la Odisea, o los trabajos y pruebas para Hércules y Jasón. Y ahora, empecinados en que una prieta no tenga las riendas del imperio más grande y poderoso de la humanidad, los dioses no escatima esfuerzos contra una mujer que lejos estará de sentirse amedrentada. Julia, con su convicción fatídica de darlo todo por la gloria divina, sufre, pero impone su voluntad de manera inquebrantable.

Si bien el desarrollo de otros personajes es importante en este libro, el centro siempre será ella. Una obra que a mi modo de ver y por medio de una ficción bien documentada, resalta la importancia del papel de la mujer en la historia.

LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDON DE GASOLINA

La segunda entrega de la saga Millennium de Stieg Larsson se adentra en el desarrollo del personaje femenino más importante, su heroína (o antiheroina) Lisbeth Salander.

Después de los hechos acontecidos en «los hombres que no aman a las mujeres», Lisbeth modifica muchas de sus rutinas e incluso algunos aspectos de su apariencia. Puede decirse que al menos el 90 u 80% de esta obra se desarrolla alrededor de este personaje, mostrando sus orígenes y motivaciones…mostrando sus secretos.

Si bien la primera mitad del libro es un poco lenta, nos ayuda a comprender por qué este personaje es como es y en adición, nos ayuda a desvelar una nueva trama que irradia esa violencia inmersa en el tráfico sexual y el maltrato a las mujeres.

Los personajes se mantienen fieles a si mismos y se interconectan de una forma contundente, generando una segunda mitad del libro altamente excitante, con escenas de acción y de violencia muy fuertes, que pueden llevar a la náusea.

Creo que la fluidez de la segunda mitad del libro es justamente el motor que inicia con la tercera entrega de la saga, la cual ya he iniciado. Ya les contaré cómo se sigue desarrollando todo este embrollo.

EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA

Este libro está lleno de una acción trepidante. La historia está dividida en dos partes: los acontecimientos que se narran en la década de los noventa, y los acontecimientos que se desarrollan diecisiete años después.

El autor, Javier Castillo, presenta una obra bien estructurada, llena de intriga y de una violencia que pone la piel de gallina. Y esta violencia es explícita desde el inicio. Que un hombre aparezca desnudo en medio de la calle y con la cabeza de una mujer colgando de sus manos no es algo común. Pero es el inicio de una trama que se desarrolla en dos épocas distintas en donde cada suceso parece clave para esclarecer el crimen que se presenta. Y el comienzo también de una sucesión de crímenes que no parecen tener una explicación.

En el intento de conocer las motivaciones que dieron pie para el desarrollo de este cruel crimen, el autor nos lleva a conocer diferentes acontecimientos que se derivan en otro montón de crímenes. De esta manera, los protagonistas de la obra se vislumbran todos como posibles autores de las atrocidades manifestadas, o inevitablemente, como víctimas inherentes de una serie de situaciones alienadas, macabras.

En general todo marcha bien en la obra, hasta el momento en que parece que los fenómenos que se suscitan parecen un juego ridículo del azar pero que conllevan todas al mismo lugar, en donde los personajes, sin saberlo, mantienen relaciones insospechadas. Unas de ellas llanas de odio, muchas otras llenas de amor.

Después de diez horas de audio, puedo decir que esta obra ha sido entretenida la mayor parte del tiempo. Lastimosamente, rumbo al final, los argumentos empezaron a ser apresurados y de alguna manera, premeditados, obvios, y también algo cursis. El epilogo de la obra me ha parecido sumamente rebuscado. Pretende dejar abierta una ventana para complejizar la trama desde una perspectiva que nunca se desarrolló.

Agradezco al autor por unas buenas horas de entretenimiento, y deseo que el final de sus demás obras (las cuales espero leer próximamente) sean menos pretenciosos, por no decir, menos ‘holliwoodenses’.

HERIDAS ABIERTAS

Como ya lo he comentado anteriormente, es nuevo para mí el uso de los audio libros. Pero dado a que el trayecto de la casa al trabajo (y viceversa) es largo, y a que durante este semestre he realizado diversos viajes dentro y fuera del país, consideré que esta herramienta podía ser útil para mantenerme al corriente de mis lecturas. Y como lo he descubierto, incluso para hacer lecturas de otros temas o géneros a los que no me animo con tanta frecuencia.

Con este preámbulo, quiero contarles que después de once horas de escuchar pacientemente, he terminado el audio libro «Heridas Abiertas» de Gillian Flynn.

Con una narrativa trepidante, esta autora construye una historia llena de suspenso, al mejor estilo del thriller psicológico. A raíz de una serie de asesinatos de niñas adolescentes en su pueblo natal, Camille, una periodista en ciernes se ve obligada a regresar al lugar que dio origen a la configuración de sus propios demonios. El camino en búsqueda de una verdad innecesaria, o tal vez no.

Los conflictos familiares y el reencuentro con algunos conocidos de su pasado matizan su impulso por la búsqueda del responsable de esos atroces asesinatos. Durante toda la narración las relaciones afectivas truncadas o atípicas son parte del argumento principal de la historia. De igual manera, la auto flagelación física y emocional es el medio recurrente para huir de la realidad vivida, convirtiendo en algo indescifrable el futuro por venir.

Ha sido muy entretenido escuchar esta historia. Ahora mismo escogeré con cual continuaré utilizando esta herramienta proporcionada por Storytel.

CARETAS

La música salsa ha sido parte integral de mi vida. Me ha acompañado desde hace 40 años y lo seguirá haciendo durante los días que me queden. Fui salsero antes de ser Hijo, antes de ser Lector, antes de ser Ciclista, antes de ser Gamer, antes de ser todo lo que Soy.

Como ya lo he expresado en este espacio, considero que muchas veces lo que escucho también es lo que leo.

Y justo ahora hago una pausa de una escritura a otra.

Lo explico: durante la escritura de la carta editorial de la Revista Decumanus (proyecto editorial académico que dirijo desde hace algunos años) tuve que hacer una pausa para escuchar una canción de mi lista random de reproducción: Caretas, en la voz del espléndido Ismael Miranda.

Fue inevitable cantarla de principio a fin, incluido su pregón que es fabuloso. Y con la cantada vino el movimiento inevitable, el pasito tún tún desde la silla de mi oficina.

La música ha sido mi compañera inseparable durante toda mi vida, pero la salsa especialmente, es una pausa, un silencio en términos musicales. Me recuerda quien soy y de donde vengo. Me reconoce dual, humilde y soberbio sobre mi propia mortalidad.

La editorial tendrá que salir de una u otra manera, me quedan 30 minutos para terminarla… pero mientras tanto aquí les dejo el pregón…pa que lo gocen !!!

Para que tu estas en eso
el cuello no es pa’ la soga.
Tus hijos sufren por eso
muchacho deja la droga.
Aunque te llamen caretas
amigo ponte en la bola.
Ando por caminos sanos
Salte por fin de esa ola.
Te vira la vida al revés.