GOTHAM LUZ DE GAS

Lo maravilloso de esta novela gráfica es que fue dibujada por el grande Mike Mignola, creador de Hell Boy, y esto le da un sentido particular a la historia escrita por Brian Augustini. En este entendido, Luz de Gas es una historia con un arco argumental que funde temporalmente a dos seres oscuros: Batman y Jack el destripador.

Tenemos entonces una ciudad Gótica ambientada en la era victoriana, en otras palabras, una ciudad Gótica verdaderamente gótica. Y me permito esta redundancia por que el énfasis oscuro de la historia se complementa con la sombra natural de una ciudad sin electricidad, que ameniza sus noches a la luz de las velas y del gas en el espacio público. El escenario es entonces propicio para que nuestro héroe se manifieste en un esplendor particular, sin sus habituales gadgets tecnológicos y con un cierto aire de demonio.

El arco resulta ser interesante por que lo que propone Augustini es que Jack el destripador es amigo personal de Thomas Wayne, el papá de nuestro héroe, y por envidia a la belleza de Martha, termina mandando a asesinar a la pareja. En su desvelo psicótico, no puede evitar ver el reflejo de la risa de la madre de Batman en las mujeres que se cruzan en su camino y como resultado, termina siendo un feminicida en todas las partes a donde va.

Debo decir que me pareció un poco predecible el giro, pero no por eso, deja de ser interesante la articulación y la forma como se configura la historia.

Gotham Luz de Gas es una historia que atrapa, es entretenida y vale la pena leerla. Y el aporte de Mignola es sin duda sublime.

INJUSTICE AÑO 5

La debacle continúa y parece no tener fin.

Grandes enfrentamientos entre el régimen y la insurrección han convertido al mundo en el escenario de una guerra más allá de la comprensión de la humanidad. Y cada uno de los protagonistas muestra su interior de una manera más intensa en cada ocasión.

Toda la saga de Injustice no es otra cosa que una distopia con superhéroes. Y aquel que ha sido el emblema de la esperanza de la humanidad, aquel que es más rápido que una bala, muestra su quintaesencia en medio de la crisis… imponiendo su voluntad.

El caballero oscuro se mantiene en contra del régimen, intentando hacer que su ética prevalezca a pesar de la imposibilidad de lograr un cambio verdadero.

Esta historia me ha parecido intrépida. Está llena de acción y me ha mantenido al borde de la expectativa. Todo el desarrollo ha estado muy bien argumentado y considero que es una pieza digna a considerar para todo aquel que quiera conocer el universo DC.

El final de la historia puede dejar algún sin sabor, pero esto es normal, no es un cuento de hadas. Además, creo que es digno de un relato que ha hecho una gran apuesta por cambiar la estructura canónica de la trinidad de superhéroes DC, dejándonos en un bucle que puede llevarnos al infinito.

INJUSTICE – AÑO 4

Le tocó el turno a los dioses griegos. Si, a los griegos, que como en la Iliada o la Odisea, pueden definir los acontecimientos del mundo y mover con hilos finos el destino de los hombres… y de los superhéroes.

En otras palabras… Zeus se enojó y quiso imponerse de nuevo sobre la tierra y el universo al que ésta pertenece. A pesar de haber prometido no volver a tener un contacto directo con el mundo, para el olímpico y los suyos, esta disputa por el poder entre los miembros de la Liga de la Justicia empezó a descomponer emociones y a generar la necesidad de reordenar el destino de los hombres… por que claro está, no puede haber nada más inconcebible que la humanidad esté controlada por un insignificante extraterrestre kryptoniano… esa no es carta de presentación adecuada para ningún grupo de dioses que se glorifiquen por ser los regentes de la humanidad, aunque en el trayecto, hayan sido permisivos y dejaran que Cristo, Buda y Alá hicieran de las suyas.

Tenemos pues, en este número, un intenso fulgor de batallas más allá de la comprensión. Al final, pareciera que todo ha sido orquestado por un olímpico y un supervillano. Ares y Darkseid han unido estrepitosamente sus ideas y sus fuerzas para que todo se vaya al carajo.

Y nuestros queridos amigos de la Liga de la Justicia ensañados en una lucha que parece no tener fin. Buscando culpables en todos lados y dando argumentos para evitar asumir las responsabilidades de todo este nefasto escenario.

Al final, mi predilección siempre se ve enfocada en esos que no siendo tan superpoderosos esgrimen un atisbo de cordura o de locura si es el caso, para demostrar que son tan importantes como aquellos que son casi indestructibles. En este número Harley Queen y René Montoya se llevan toda mi admiración y mi gusto ❤

INJUSTICE – AÑO 3

Este volumen de Injustice me ha parecido Fabuloso. La historia continúa con el desarrollo del conflicto entre quienes apoyan a Superman y quienes apoyan a Batman.

Aparentemente con menos fuerza y superpoderes no tan espectaculares como los del otro bando, el equipo del caballero de la noche se ve apoyado por unos personajes cuyas capacidades están mas allá del poder físico.

Es así que aparecen en escena magos, hechiceros y hasta demonios. Todo para aumentar la complejidad instaurada de este pleito.

Zatana, Dr. Fate , Swamp Thing y el espectacular pero poco confiable Jhon Constantine configuran la avanzada que desde el plano mágico le harán frente al hombre de acero.

Este giro místico nos lleva a preguntarnos hasta donde estarán dispuestos a llegar estos personajes para hacer prevalecer sus ideales.

Ya quiero conocer el desenlace de esta esplendida historia

INFINITE CRISIS

De todas las «Crisis» que he leído, creo que Infinite Crisis es la que más me ha gustado. Es una de las más complejas, pero sin duda la más bien resuelta gráficamente y con la trama mas inesperada.

¿Y que son las crisis?

Son esos acontecimientos que pueden poner a temblar al mismísimo Superman y a todos los súper héroes de la sociedad de la justicia y la liga de la justicia. Son esos episodios que amenazan con destruir todo el multiverso de DC.

Infinite Crisis sorprende mostrando a unos héroes que se encuentran con sus iguales más envejecidos. Mostrando a un Súper Boy fuera de control. Y dándole investidura a Nigthwing como personaje que no se amilana ante el trío principal de súper héroes (Batman, Superman, Wonder Woman).

Este trabajo de Geoff Johns y compañía es uno de los que más he disfrutado dentro de este universo espléndido llamado DC.

Esta lleno imágenes violentas que traspasan lo usual en DC y de episodios desgarradores qe pueden sacar una que otra lágrima.