CARETAS

La música salsa ha sido parte integral de mi vida. Me ha acompañado desde hace 40 años y lo seguirá haciendo durante los días que me queden. Fui salsero antes de ser Hijo, antes de ser Lector, antes de ser Ciclista, antes de ser Gamer, antes de ser todo lo que Soy.

Como ya lo he expresado en este espacio, considero que muchas veces lo que escucho también es lo que leo.

Y justo ahora hago una pausa de una escritura a otra.

Lo explico: durante la escritura de la carta editorial de la Revista Decumanus (proyecto editorial académico que dirijo desde hace algunos años) tuve que hacer una pausa para escuchar una canción de mi lista random de reproducción: Caretas, en la voz del espléndido Ismael Miranda.

Fue inevitable cantarla de principio a fin, incluido su pregón que es fabuloso. Y con la cantada vino el movimiento inevitable, el pasito tún tún desde la silla de mi oficina.

La música ha sido mi compañera inseparable durante toda mi vida, pero la salsa especialmente, es una pausa, un silencio en términos musicales. Me recuerda quien soy y de donde vengo. Me reconoce dual, humilde y soberbio sobre mi propia mortalidad.

La editorial tendrá que salir de una u otra manera, me quedan 30 minutos para terminarla… pero mientras tanto aquí les dejo el pregón…pa que lo gocen !!!

Para que tu estas en eso
el cuello no es pa’ la soga.
Tus hijos sufren por eso
muchacho deja la droga.
Aunque te llamen caretas
amigo ponte en la bola.
Ando por caminos sanos
Salte por fin de esa ola.
Te vira la vida al revés.