LA GRAN CACERÍA (La rueda del tiempo 2)

Tengo que confesar que después de toda una vida de lecturas hacía mucho tiempo no me encontraba con un libro que me costara tanto leer. Más o menos he tardado un año leyendo este segundo volumen de la rueda del tiempo. El motivo: la alta fantasía es densa…muy densa, y hay que tener la mente y el corazón dispuestos para escudriñar hasta el rincón más profundo de cada página y no salir de allí perdido. Y claro está, el exceso de trabajo y otros menesteres que inevitablemente lo desconectan a uno de la lectura.

Durante 2020 leí de manera intermite te la primera mitad del libro. La aparición de un sinnúmero de nuevos personajes me dejó perplejo y un poco perdido. Y la lentitud de la narración también fue un motivo de eventual aburrimiento. Esto lo digo por que corresponde al paralelismo que se puede hacer con el estado de pandemia y encierro, en otras palabras, el libro en su primera mitad no tenía el ritmo que yo necesitaba para salir del aburrimiento propiciado por la cotidianidad covid. Esto no quiere decir que estuviera mal, solo que tenía un ritmo distinto al que quería.

Pero sin duda esa primera mitad fue interesante. Conocer la preparación de los personajes principales y la forma en que son entretejidos por la rueda del tiempo es una forma de comprender la esencia misma de toda la saga. En esa primera mitad nuestro Dragón Renacido es entrenado como maestro espadachin digno portador de una espada con la marca de la garza. A la vez, este afianza su desconfianza con las Aes Sedai y considera que estar cerca de ellas es uno de los motivos que ha generado cierta desgracia para el y su pequeño grupo de amigos. Por su parte, Ninaeve y Egwene son puestas a disposición de la torre blanca en Tar Valon para su entrenamiento como mujeres que pueden encausar el poder único, en otras palabras: Aes Sedais.

No pienso entrar en más detalles al respecto.

Inicié el 2021 con la firme convicción de terminar este título en los primeros meses y así lo he logrado.

La segunda parte del libro resultó ser vertiginosa. Una vorágine de acción oscura. La gran cacería en últimas, se trata de la búsqueda, encuentro, pérdida y posterior recuperación del cuerno de valere: instrumento poderoso que permitirá trer los ejercitos de héroes de la era de leyenda.

La complejidad de esta saga va en ascención. Y no es para menos en una obra que consta de 14 novelas de las cuales esta es la tercera que leo. Espero pues muy pronto continuar con la lectura de esta magnifica obra llena de luz y oscuridad en equilibrio. Gracias por tanto Robert Jordan.

DE PIEDRA Y HUESO

Esta novela es como una canción… como un poema musicalizado por algún sonido gutural, medio animal, y el viento que toca las fibras de la piel.

Desde una perspectiva cercana al ecofeminismo, Cournut nos cuenta un relato sobre una mujer que se transforma día a día: niña, cazadora, madre, chamana; Uqsuralik resulta ser la representación de la cultura Inuit, pobladores del polo norte y, por medio de ella conocemos todas sus posibles alegrías y sus indiscutibles desventuras.

Este libro corresponde a la primera caja que he recibido de bookish y debo decir que la experiencia en general me ha parecido alucinante. La preparación y contenido de la caja han sido de todo mi gusto y, en adición, el libro es precioso.

La edición ha estado bien cuidada y el tema y contenido mismo del libro me ha resultado bastante interesante y onírico. En la parte final del relato viene un pequeño anexo fotográfico que permite darnos una idea mas clara de estos pobladores del frío perpetuo.

EL CUENTO DE LA CRIADA

Creo que toda utopía es a la vez distopía dependoendo del punto de vista del observador. Me refiero a que no considero la posibilidad de que haya una respuesta de un mundo totalizador a las preguntas sobre el deber ser o el devenir humano, por tanto, lo que es ideal para algunos, será aborrecido por muchos otros.

La escritora canadiense Margaret Atwood nos presenta en el cuento de la criada una historia dual utópica/distópica, que se desarrolla en un contexto creo yo, no muy lejano a nuestra época actual, por no decir contemporáneo. Y en donde la conjunción de política y religión estructuran un contexto definido por la sumisión al poder.

Dentro de nuestro contexto social contemporáneo y, me refiero más ampliamente a las décadas finales del siglo xx y las décadas iniciales del siglo xxi, el cuento de la criada aparece como un grito de denuncia de los vejámenes contra la mujer y su papel rotundamente minimizado en la sociedad. Atwood escribió esta novela en 1985 y su denuncia ficcionada sigue siendo hoy punta de lanza en la realidad de nuestra especie humana que aún tiene por resolver grandes desequilibrios en materia de género.

La estructura de la obra es envolvente. Construida con poco más de 40 capítulos cortos, la lectura de esta obra se va volviendo desmesurada una página tras otra. Recomiendo mucho este libro….yo por lo pronto iré a ver el primer capítulo de la serie transmitida por HBO.

HIT GIRL EN HONG KONG Y EN INDIA

A veces las lecturas se acumulan sin querer. Y esto me pasó con la gira mundial de Hit Girl. Sin darme cuenta me encontré en mi librero los volúmenes 5 y 6 sin leer y, sin pensarlo mucho, me fuí directo a la acción con ellos.

En el volumen 5 nuestra linda y precoz Mindy va a Hong Kong para lidiar con los lideres de una triada violenta. La historia básica me recuerda los mejores momentos planteados por el creador de esta heroina, ultraviolenciana diestra y siniestra, mostrando a Hit Girl como ese pequeño angel de la muerte que, de alguna manera, todos desean que nunca sacie su capacidad asesina. La historia va directamente al grano y el arte es de excelente calidad, algo así como una vuelta al origen de lo que este comic debe brindar en cada historia.

De otro lado, en el volumen 6, Mindy va a la India. Este número me ha parecido muy bien documentado y mas allá de la violencia habitual fomentada por nuestra heroina, se manifiesta una radiografía social muy interesante, lo que le da a la idea de la gira mundial un contexto que yo creo, debería ser la esencia misma de esta colección: más allá del cliché de la banda criminal o el enemigo típico del país a donde vaya, Hit Girl en su gira mundial puede ser una forma de reconocer la importancia de un super héroe sin super poderes en un contexto social particular.

Espero pues que la gira de esta pequeña aesina siga dando buenas historias para leerlas con ahínco y deleite.