HIT GIRL EN HONG KONG Y EN INDIA

A veces las lecturas se acumulan sin querer. Y esto me pasó con la gira mundial de Hit Girl. Sin darme cuenta me encontré en mi librero los volúmenes 5 y 6 sin leer y, sin pensarlo mucho, me fuí directo a la acción con ellos.

En el volumen 5 nuestra linda y precoz Mindy va a Hong Kong para lidiar con los lideres de una triada violenta. La historia básica me recuerda los mejores momentos planteados por el creador de esta heroina, ultraviolenciana diestra y siniestra, mostrando a Hit Girl como ese pequeño angel de la muerte que, de alguna manera, todos desean que nunca sacie su capacidad asesina. La historia va directamente al grano y el arte es de excelente calidad, algo así como una vuelta al origen de lo que este comic debe brindar en cada historia.

De otro lado, en el volumen 6, Mindy va a la India. Este número me ha parecido muy bien documentado y mas allá de la violencia habitual fomentada por nuestra heroina, se manifiesta una radiografía social muy interesante, lo que le da a la idea de la gira mundial un contexto que yo creo, debería ser la esencia misma de esta colección: más allá del cliché de la banda criminal o el enemigo típico del país a donde vaya, Hit Girl en su gira mundial puede ser una forma de reconocer la importancia de un super héroe sin super poderes en un contexto social particular.

Espero pues que la gira de esta pequeña aesina siga dando buenas historias para leerlas con ahínco y deleite.

HIT GIRL EN HOLLYWOOD

Amo a Mindy, de eso no cabe duda. Lo que si me ha parecido es que con cada entrega de la gira mundial de Hit Girl, este personaje se va poniendo más ridículo y menos interesante.

No suelo hacer comentarios muy malos acerca de las cosas que leo, pero en este caso me resignarė a hacerlo, sobre todo por que Hit Girl es uno de mis comics favoritos y poco a poco se estå volviendo una pėrdida de tiempo.

La puesta en escena que Kevin Smith y Pernille Orum le dan a esta superheroína en la ciudad del espectåculo reduce su calidad argumentativa respecto a las tres entregas anteriores de una forma dramática. El argumento sobre el abuso de poder y la violencia de género promovida por los grandes productores de cine termina siendo una parodia innecesaria que tiene como colofön la aparición de una nueva heroína con un nombre, por lo demás, innecesariamente específico: la arranca pitos.

Finalmente, no me ha encantado el trabajo gráfico de esta entrega. Siento que la espera ha sido en vano y que Hit Girl necesita regresar a las manos de Millar para que siga sobresaliendo.

KICK ASS. LA CHICA NUEVA. LIBROS 1, 2 Y 3

El superhéroe sin superpoderes vuelve a hacer su aparición. Y esta vez es mujer. Y afroamericana. Y no está en Neva York si no en Alburquerque.

Aunque con el mismo traje, las motivaciones y diferencias de esta representante del bien respecto a su homónimo newyorkino son muchas. Retirada del ejército, asesina neta. Madre de dos hijos. Universitaria y mesera. Patience Lee se ve inmiscuida en los problemas del bajo mundo de Texas y la frontera.

Con la consigna de nunca rendirse, la delgada línea que divide el bien del mal está presente en cada viñeta de esta obra.

No es una secuela del Kick ass original, pero si parece una maduración de la idea inicial de Millar y Romita.

Como siempre, la ultraviolencia hace parte fundamental del desarrollo de la historia y al final, queda la promesa de Mindy de regresar a casa.

KICK ASS – THE DAVE LIZEWSKI YEARS VOL. 3 & 4

Durante todo el 2019 la obra de Mark Millar me ha traído momentos alucinantes. Y no podía terminar el año sin cerrar el ciclo de los años de Dave Lizewski, el Kick Ass original y al que conocemos gracias a Hollywood.

De hecho, el volumen tres de esta historia narra los acontecimientos que se mostraron en la segunda película de este súper héroe sin súper poderes y de su intrépida compañera / mentora Hit Girl.

Debo reconocer que la adaptación cinematográfica es bastante buena y completa, aunque procura dar un cierre distinto a la historia de lo que después se desarrolla en la novela gráfica, sobre todo en el volumen 4.

Creo que la apuesta de esta tetralogía es bastante acertada e inteligente, con un principio y un fin claros, y que dejan que la puerta se abra fácilmente para historias subsecuentes como las de Hit Girl de las que ya les he contado y para Kick Ass: la chica nueva, sobre la que les hablaré en un futuro cercano.

El trabajo narrativo de Millar es sencillo pero contundente y, el trabajo gráfico de Romita y su equipo es, como siempre, fascinante.

Una historia altamente recomendable, llena de acción y de realidad posible, mucho más posible que todas aquellas que son protagonizadas por héroes con superpoderes.

HIT – GIRL EN ROMA

En esta nueva entrega mi amada asesina llega a Roma accidentalmente. Con todo su colorido despampanante se mete en problemas desde antes de su arribo.

Por supuesto, su nuevo enemigo es el capo más poderoso de toda la ciudad, que para nuestra sorpresa es una monja septagenaria propensa a la violencia, que fue expulsada del monasterio donde estuvo enclaustrada siendo ferviente católica por cometer asesinato.

Esta poderosa jefa maneja la banda más increíble de criminales en todas las calles de la ciudad, entre monjes, monjas y ángeles, que la secundan sin pensarlo dos veces.

La ultraviolencia como siempre aparece como parte del festín narrativo, y vaya imágenes llenas de color nos muestran al desmembrar miembros envueltos entre sotanas y crucifijos.

Mi querida niña asesina aprende en esta historia que aliarse es bueno, pero que no siempre todo es lo que parece.

El trabajo narrativo y estético de Albuquerque y Scavone me ha parecido muy bueno, muy limpio e intenso. Me llama la atención que las escenas urbanas son realizadas con gran destreza y creo que por esto, Hit-Girl en Roma se ha convertido hoy en mi preferido de esta maravillosa gira mundial (hasta ahora).