OVERTURE (THE SANDMAN)

He leído muchas de las novelas de Neil Gaiman y sin duda, es tal vez mi escritor preferido de fantasía (sin contar, por supuesto, a las novelas y autores de «alta fantasía»). Hace ya un par de años me hice con una versión de lujo de su aclamado comic The Sandman, de tres tomos, que me dejó sin pagar renta por un mes pero en pleno deleite. Y si bien, puedo considerar que esos tres tomos configuran una obra maestra, lo que es un hecho es que leerlos es una tarea casi imposible, por su tamaño y su peso. Así pues, aproveché que salió una versión «ligera» de esta obra en relación con su treinta aniversario y empecé a comprarla tomo a tomo durante 2019 y 2020. Por fin, a inicios de este año tuve todos los tomos que componen la obra y he decidido empezar a leerla.

Overture es el inicio de la historia, a pesar de que tengo entendido que fue escrita al terminar. De una u otra manera es una especie de precuela en la historia de los eternos y en particular de Sueño, el protagonista principal de la saga.

En términos literarios, Overture aparece como una oda a la ensoñación. El principio y el fin del universo, o mejor decirlo en plural, los universos, están mediados por unos seres llamados los eternos y en sus manos está la razón de ser de todas las cosas.

En términos gráficos el ensueño se materializa de forma particular, entre la psicodelia y el arte pop, el artista J.H Williams III rompe con la estructura de viñetas tan usual es los comics, y convierte cada página de Overture en una pequeña gran obra de arte.

Tal parece pues que el camino para leer The Sandman es muy bien abonado en Overture. Y que en cada tomo y cada cruce de ideas de Gaiman y dibujos de Williams me espera todo un viaje. Sí, un viaje, porque después de haber leído Overture siento que me he fumado un gran porro.

Gracias por tan tremendo paseo!!

ETERNALS

Esta es una novela gráfica muy particular. Es una colaboración de Neil Gaiman para Marvel, la casa de las ideas. Pero no es la única, existen varios de estos trabajos y todos ellos son muy interesantes.

Como novela gráfica, nos encontramos con una obra que se puede ubicar dentro del universo de los Avengers. En algunos momentos aparecen, por ejemplo, Iron Man y the Wasp. Apesar de esto no queda muy clara la relación entre este grupo de personajes y los conocidos vengadores.

A pesar que soy un fan de la obra literaria de Gaiman, creo que este trabajo deja mucho que desear. La estructura narrativa no está muy desarrollada y la trama parece que se queda a medias. Siento que la historia ha quedado cortada y el desarrollo de algunos personajes ha dado para mucho más.

Lo que si es una dicha observar es el trabajo gråfico de un viejo conocido fabuloso, John Romita Jr. (KickAss), quiėn con su dibujo hace de los personajes, sobre todo de los villanos, los elementos que permiten rescatar de la simplicidad a esta novela gráfica.

MITOS NÓRDICOS

Neil Gaiman es uno de los autores que más disfruto leer de un tiempo para acá. Pueden ser muchos los motivos para esto, pero uno de ellos es que su prosa me parece completamente armoniosa, con una estructura clara y un uso del lenguaje sencillo pero a la vez refinado.

Sus historias me han atrapado incansablemente. El desarrollo de sus personajes siempre me ha parecido innovador y las tramas de sus textos siempre trepidantes.

En mitos nórdicos, Gaiman la da un trasfondo literario a personajes conocidos por todos como Thor, Odín y Loki, y a otros no tan populares. El libro puede entenderse casi como una compilación de la mitología nórdica, haciendo énfasis exclusivamente en sus dioses (los héroes no se mencionan) y escrutando en las vivencias idílicas de estos seres cuasi perfectos pero llenos del sentido de lo humano.

Me ha parecido un buen libro, sin embargo, me ha resultado un poco restringido narrativamente, o sea, muy distinto a lo que Gaiman me ha tenido acostumbrado a través de sus obras. Para un neófito en mitología (puntualmente la nórdica), esta obra puede ser una buena entrada a un canon lleno de personajes intensos y grandes aventuras. Pero para quienes algo conocen sobre esto, el libro termina siendo como un pequeño manual introductorio de cosmogonía vikinga.

Sin duda le seguiré apostando a Gaiman, tanto, que ya he conseguido todo «Sandman». El impacto que ha generado en mi con personajes como el señor Croup, el Marques de Carabas, Azirafel y Crowley, no es para menos.