LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDON DE GASOLINA

La segunda entrega de la saga Millennium de Stieg Larsson se adentra en el desarrollo del personaje femenino más importante, su heroína (o antiheroina) Lisbeth Salander.

Después de los hechos acontecidos en “los hombres que no aman a las mujeres”, Lisbeth modifica muchas de sus rutinas e incluso algunos aspectos de su apariencia. Puede decirse que al menos el 90 u 80% de esta obra se desarrolla alrededor de este personaje, mostrando sus orígenes y motivaciones…mostrando sus secretos.

Si bien la primera mitad del libro es un poco lenta, nos ayuda a comprender por qué este personaje es como es y en adición, nos ayuda a desvelar una nueva trama que irradia esa violencia inmersa en el tráfico sexual y el maltrato a las mujeres.

Los personajes se mantienen fieles a si mismos y se interconectan de una forma contundente, generando una segunda mitad del libro altamente excitante, con escenas de acción y de violencia muy fuertes, que pueden llevar a la náusea.

Creo que la fluidez de la segunda mitad del libro es justamente el motor que inicia con la tercera entrega de la saga, la cual ya he iniciado. Ya les contaré cómo se sigue desarrollando todo este embrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s