ESTAS AQUÍ. LA MAGIA DEL MOMENTO PRESENTE

En un texto de no mas de 150 páginas el reconocido maestro budista vietnamita Thich Nhat Hanh propone una serie de estrategias para alcanzar la atención plena, enfocada esta en la vivencia del momento presente. Me sobresalta y me encanta que, a pesar de que esta es una temática habitual desarrollada en varios de sus libros sobre mindfulnes, como por ejemplo «En el ahora», otro de sus textos, este señor siempre tiene algo distinto para decir y, algunas veces, mejor de lo que ya ha dicho en otra parte.

Si bien no soy un budista contundente, intento poner en práctica algunas de las propuestas que el camino del buda manifiesta, aunque, como hombre de poca fe, generalmente la racionalidad juega un papel importante y dejo a medio camino muchas veces mis propósitos espirituales.

Lo que me gusta de la obra de Thich Nhat Hanh, a diferencia de otros budistas, como el propio Dalai Lama, es que no es ortodoxo, ni mucho menos pretende adoctrinarnos sobre el camino a seguir, o en otras palabras, convencernos de que ese camino que exponen es el camino y no hay otro. En este sentido, considero que este monje respeta la individualidad y en su obra expone, sin mayores intenciones que darnos una opinión, lo que el interpreta como el camino del buda, a partir de sus propias experiencias, y nos invita sin mayores pretensiones a que respiremos y le demos una oportunidad a la definición de nuestro propio camino.

Recomiendo ampliamente este libro a todas las personas que alguna vez hayan tenido curiosidad por conocer algunos de los postulados budistas. Aquí se exponen los más importantes, de una manera sintética y fácil de entender. Este libro es una invitación a respirar y a mirar dentro de nosotros mismos.

MEDITACIONES SOBRE EL TIEMPO

Son varios los libros que he leído de Thich Nhat Hanh pero, «En el ahora. Meditaciones sobre el tiempo», es tal vez uno de los más breves y profundos que me he topado de este autor.

Mis coqueteos con el budismo tienen más de 20 años. A pesar de esto no puedo decir que mi práctica sea experta. Más bien, cada lectura, como cada meditación, se han convertido en un ejercicio crítico (expresión de mi naturaleza) que me ha dado una idea de mi propia espiritualidad, pero que al final no logra definirla por completo.

Este libro es una pequeña joya. Thich Nhat Hanh escribe de manera sencilla y profunda. Está lleno de poesía y la prosa que utiliza es tan melódica que emociona el corazón.

Ver un mundo en un grano de arena

Y un cielo en una flor silvestre,

Asir el infinito en la palma de la mano

Y la eternidad en una hora.

Terminar de leerlo esta noche ha servido para hacer una pausa de la animosidad del día y sus complicaciones. Pensar en las palabras leídas me sirve también para ver el reflejo del tiempo que pasa sin noción alguna y de mi disposición en el espacio.

Finalmente este día ya fue y mientras llega mañana yo sigo siendo.