EL MIEDO DEL PORTERO AL PENALTI

No, no es una novela sobre fútbol. De hecho, este deporte se menciona 5 o 6 veces como máximo en todo el relato y, a lo sumo, la relación más representativa de esta novela con ese juego es que su protagonista principal, en algún momento era el guardameta de un equipo.

Y así se desarrolla esta historia, con el derrotero ensimismado de un personaje que no parece muy interesante y que se vislumbra como estancado, desapasionado de lo cotidiano.

Handke desarrolla una obra corta pero densa, sin pretensiones pero con latencias estilísticas muy elaboradas, aunque confusas. Es el primer trabajo que tengo oportunidad de leer de este nobel, así que espero seguir conociendo su obra muy pronto.

FÚTBOL, MENTIRAS Y VIDEO

Ayer hace 33 años Diego Armando Maradona le anotaba dos golazos a Peter Shilton de la selección de Inglaterra. Transcurría el mundial de Fútbol de México 86.

Los dos goles se han convertido en símbolos, en referentes de la historia del fútbol latinoamericano y mundial. Como si el campo del estadio Azteca fueran las Malvinas y como si Thatcher estuviera bajo los 3 palos de la selección Inglesa.

El primero de ellos, la gran mentira, la famosa «mano de dios». Pero eso no nos importa. El fervor latioamericano celebró con toda la potencia posible. El Diego jugó a la pelota de forma sublime, tanto que la nimiedad de jugar con la mano se puede obviar si se tiene como objetivo hacer historia.

El segundo, conocido como «El gol del siglo» (del s. XX), es una demostración magistral del dominio del balón. Ante la mirada estupefacta de sus propios compañeros de equipo y sus rivales, Diego recorre 3/4 De cancha y hace una anotación mágica, que inmediatamente se convierte en uno de los momentos más epicureos de la historia del fútbol.

Hoy, con el VAR (video assitant referee) de la FIFA, Maradona hubiera tenido posiblemente una tarjeta amarilla. ¿Será entonces que este sistema le está quitando parte de la magia a este juego que tanto nos apasiona? (Bueno, a mi no tanto…aunque le serė fiel hasta la muerte al todopoderoso y nunca campeón (De la A) Deportivo Pereira). O ¿será que por medio de esta tecnología estaremos frente a la posibilidad de ver resultados más justos, aunque más aburridos?

La respuesta es lo de menos. Lo importante es que la memoria de momentos alegres prevalezca. Finalmente, tres codas y una pequeña fracción de una película de Kusturica…. oéoeoeoé diegoooo diegooooo!!!

CODA 1. Con el VAR la afición colombiana hubiese tenido razón al decir #fuegoldeyepes

CODA 2. Con el VAR la afición mexicana no hubiese llorado tanto con el #nofuepenal

CODA 3. Golazo el del Congreso colombiano que no ha querido aprobar la Ley Anticorrupción. Ah pero clasificamos a octavos en la Copa América como primeros del grupo.