AZIRAFEL Y CROWLY

Hay amistades vertiginosas e insólitas. También las hay episodicas. Y otras tantas aletargadas, como pasmadas en el tiempo.

Sin importar como, todos en la vida hemos tenido cualquiera de esas formas de amistad. Al final, todas ellas son parte esencial de lo que uno es.

Imaginemos entonces a un ángel y un demonio siendo amigos desde el principio de los tiempos e intentando llegar hasta el fin del mundo sin mayores discrepancias. Cada uno procurando mantener su esencia y jugando un papel crucial en la configuración misma del Apocalipsis. Más o menos ese es el argumento de buenos presagios. Una obra hilarante escrita a cuatro manos.

Terry y Neil derrochan maestría. Este libro es tan entretenido que se puede leer en una sola sentada. Y si no se quiere sentar a leer, vea la serie, de excelente calidad y muy apegada a la obra escrita. “Buenos presagios” es un ejercicio literario espléndido, tan demoníaco como angelical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s